nodefinitivo


Volver



Margarita Dittborn | Santiago de Chile



Exposiciones Realizadas


Obras
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Parte de una serie de fotomontajes digitales próximamente expuestos en la muestra individual ENFERMAS DE AMOR, en la Galería Florencia Loewenthal, desde el 1 de Agosto hasta el 6 de Septiembre de 2008. Santiago de Chile.

 


Enferma de amor I
Fotomontaje digital en impresión Lambda
180 cm. x 120 cm
2008

 

 

 

 



Enferma de amor III
Fotomontaje digital en impresión Lambda
2008

 

Enfermas de amor

La pérdida es un modo de reafirmar, más bien completar, algo que se ha poseído. Sin embargo esta afirmación puede en su momento parecer tan impalpable como la belleza que rodea el dolor mientras se padece. Sin afán de declararse pesimista se puede reconocer que al igual que éste nos induce a buscar paliativos que logren tranquilizarnos, el luto producido por una pérdida amorosa transfiere nuestra libido hacia otros objetos que incomprensible, casi desesperadamente, son necesitados.
Cuando observo a las mujeres que esta vez nos presenta Margarita Dittborn reunidas bajo el título de “Enfermas de amor” no puedo desconocer la relación que desde la antigüedad inscribe amor y melancolía como enfermedades indisociables, desequilibrios humorales unidos por los doctores bajo los sentimientos de angustia y desesperación, producto de un deseo exacerbado.

Éstas enfermas no se aferran a un objeto perdido —la posesión es imposible—, resultado de su histeria se apropian de simulaciones que sólo afirman la ausencia, como la cabeza de un amado que por la imposibilidad de ser asido debe engullirse, al igual que Saturno a sus hijos. Esquivando la realidad proyectan una ficción que hace posible adjudicar a un par de frutas una figura maternal, o el hacer inclusive entrega del propio cuerpo como alimento.

Y si tal exceso nos parece absurdo, el que éste se dirija hacia objetos que no son en rigor lo que más se desea parece una locura. Sostenemos que toda obsesión resulta sospechosa, mas no somos pocos los que consumimos nuestras energías acumulando algo que se sabe no será nunca suficiente.

Rosario Carmona Yost.

 

 

 

 

 

Serie de 5 imágenes que representan oficios, expuesto a partir del 31 de Marzo al 25 de Abril de 2008, en la Sala Blanca del Centro de Extensión de la Universidad Católica de Chile. Una exposición dual junto al artista visual José Benmayor

 



Escena de Panadería
Fotomontaje digital en impresión Lambda
97 cm x 64 cm
2008

 

 

 

 



Escena de Costura
Fotomontaje digital en impresión Lambda
97 cm x 64 cm
2008

 

 

 

 



Escena de Cocina

Fotomontaje digital en impresión Lambda
97 cm x 64 cm
2008

 

 

 



Escena de Caballería
Fotomontaje digital en impresión Lambda
97 cm x 64 cm
2008

 

 

 



Escena de Caza
Fotomontaje digital en impresión Lambda
120 cm. x 80 cm (medida max. tamaño variable)
2007







Sobre el cuadro de caza I
Fotomontaje digital en impresión Lambda
120 cm. x 80 cm (medida max. tamaño variable)
2007

Obra seleccionada en el segundo concurso de Arte Digital oganizado por MATUCANA 100, Revista Paula y la Universidad del Desarrollo, en Agosto de 2007

 








Still Life VIII
Fotomontaje Digital en impresión Lambda
120 cm x 80 cm (medida max. tamaño variable)
2007

Mirando la imagen de reojo, recuerdo esos bodegones “graves” de pintores como Sánchez Cotán o Francisco Zurbarán. Probablemente, el claroscuro de los objetos y el fondo negro y profundo determinen esta impresión.
Después de observar un tiempo la imagen, puedo percibir que hay varias fotografías reunidas por medio de la manipulación digital. Estas diversas partes han sido finamente cosidas por las herramientas que ofrece el ordenador.
En vista de esta reunión de objetos animados e inanimados, cada cual frente a la cámara, podemos detectar distintas relaciones temporales con la captura fotográfica. El perro es retenido en un gesto instantáneo y la paloma, al parecer más veloz, en realidad simula desde antes y para siempre un instante de vuelo. Esa ave, como el gato y la langosta, seguirá posando guardada en un cajón para quien se la imagine allí.
El perro, el gato, la paloma, la langosta... en suma todos los elementos nominales que constituyen la imagen, provienen de distintos mundos. En las superficies captadas por el lente fotográfico podemos reconocer cosas reales y simulacros de objetos reales que están puestos al mismo nivel. La cereza viene del árbol, pero el gato de una fábrica de juguetes plásticos.
Alguna vez leí que la fotografía transformaba en piedra lo que capturaba. En la imagen que vemos, el perro y la cereza (objetos orgánicos) ganaron eternidad el precio de volverse inanimados. La langosta, la paloma, el gato, inertes desde antes, ahora son doblemente inertes.
Sin embargo, todos estos elementos ahora igualados en jerarquía y reunidos por una coincidencia tan extraña como aquella que describe Lautréamont, -el encuentro fortuito una máquina de coser y un paraguas en una mesa de disección- quedan entregados al espectador como imanes de fantasmas, listos para actuar con el préstamo de nuestra atención.

Pablo Ferrer Keith
Noviembre 2007



 





Still Life VII
Fotomontaje Digital en impresión Lambda
120 cm x 80 cm (medida max. tamaño variable)
2007


The Litle Golden Dittborn INC

The Litle Golden Dittborn INC es un proyecto con futuro con fundación o viceversa. NO quiero en este caso referirme a las patologías ya mencionadas por mis colegas disfuncionales (artistas) como la fotografía, el barroco o el bodegón. Mi apuesta en este encargo es resaltar y alabar a modo de análisis la empresa que hay detrás de la obra de la ARTISTA. ARTISTA con mayúscula porque se constituye como una gran PYME que con esfuerzo, dedicación, estudio de mercado e inversión a futuro logra posesionarse como alternativa en este crudo y reducido mundillo del arte chileno. The Litle Golden Dittborn INC se arriesga apostando por todo lo que la academia trasnochada, patética y asegurada detesta (pero que de todas formas lo practica desde la vidriera mercurial como diría Mellado) me refiero al personaje ARTISTA QUE NO SE NIEGA A NADA, NO LE DA ASCO ABSOLUTAMENTE NADA todo con el fin supremo de bombardearnos con sus bellas y exquisitamente compuestas imágenes de kitsch de salón. Pero ella no está sola en este juego es parte de una degeneración perdón generación de recambio que viene a dar aires frescos (aunque suene siútico) a nuestro mercadillo y hacer temblar a la generación de los 90´s que intenta vender a toda costa su alma y trabajo a las galerías, museos y curadores como perros guachos y lateros.
El mercado se amplia gracias a estos parias llenos de juventud y entusiasmo, pero cuidado los engendros rastreros del comercio del arte y sus compinches los están rondando, acechando para apoderarse de su creatividad. Lamentablemente para ellos The Litle Golden Dittborn INC y sus compañeros generacionales (esta vez lo escribí bien) son jóvenes pero no tontos por lo tanto los que se van a aprovechar son ellos no las ratas de puerto mercantiles del arte.
The Litle Golden Dittborn INC nos ofrece en bandeja la cabeza del cerdo, depende de nuestro nivel de riesgo comerla o no, por mi parte se los recomiendo.

MARIO Z
2008

 

 








Still Life VI
Fotomontaje digital en impresión Lambda
120 cm. x 80 cm (medida max. tamaño variable)
2007



¿Una enorme papa o un gato miniatura? El ojo salta de un objeto a otro, buscando relaciones de escala y materialidad, encontrándose con plástico, metal, pelos; real y artificial. Pronto, el ojo cae en cuenta del engaño: asiste a un banquete, una perfecta cirugía, sin marcas ni cicatrices, un pegoteo clínico de la mano de la artista (y de la tecnología). La cabeza se rinde a la seducción de la imagen y se abre, como una cuchillada, un deseo narrativo: se buscan indicios, historias breves, diálogos velados. Los objetos hablan, solos y entre sí: el diminuto huevo en la esquina de la mesa (nuevamente la cuestión de la escala ¿diminuto respecto de qué?) fue puesto por el loro que luego emprendió el vuelo. La rata no ha visto al gato y el gato no la ha visto, pues de ser así, de seguro aprovecharía su tamaño y vengaría a su especie por siglos de depredación. Y así el bicho y la papa y la rama plástica. No valdría la pena (o al menos me parece un capricho menor frente a la seducción implacable de la imagen) entrar en devaneos teóricos sobre la fotografía, las nuevas tecnologías, problematizar lo barroco o lo neobarroco. Dejaría creo, un sabor amargo, una cierta resequedad, una sensación de no hacer justicia a la imagen, a la exquisita minucia de los murmullos, el temblor, el cuchicheo de los objetos. Es preferible rendirse al relato, a «su verdad », del mismo modo que en el cine, la cámara no se advierte, no se siente la parafernalia técnica, la luminaria, los equipos; todo ello resulta obsceno (fuera de escena). Más valen, la mirada de ese pequeño gato, aún sabiendo que no es pequeño (aún sabiendo que, de hecho, es mi propio gato), el brillo en el ojo de la rata o la atmósfera, entre sacra y ominosa, de un bodegón barroco.

Tomás Fernández Díaz
Noviembre, 2007




 





Still Life V
Fotomontaje digital en impresión Lambda
120 cm. x 80 cm (medida max. tamaño variable)
2007




Obra seleccionada para la muestra del Concurso de Arte joven de Valparaíso en Septiembre-Octubre de 2007.

Parte de una serie de Bodegones, expuestos desde Diciembre de 2007 a Febrero de 2008, en la Sala de exposiciones del mall Plaza Vespucio, (sala perteneciente al Museo Nacional de Bellas Artes, Santiago de Chile).

Exposición realizada en conjunto con la artista Karen Pazan



"Los Anillos Invisibles de Saturno"

STILL LIFE V

En su libro THE FABRIC OF REALLITY el físico David Deutsch escribe:” A unos diez mil kilómetros de la linterna su luz resultaría demasiado tenue para ser detectada por el ojo humano y el observador no percibiría nada. Mejor dicho un observador humano no percibiría nada; pero ¿le ocurriría lo mismo a un animal dotado de una visión más sensible? Los ojos de las ranas son bastante más sensibles que los humanos, lo suficiente para introducir una diferencia significativa en nuestro experimento. Sí el observador fuese una rana que se alejase de la linterna, nunca la perdería completamente de vista. Pero llegaría un momento en que la rana vería que la linterna empieza a parpadear. Este parpadeo se produciría a intervalos regulares que se harían más y más largos a medida que la rana se alejase, pero la brillantez de los destellos no disminuiría. Este destello indica que existe un límite para la diseminación de la luz (...) Tomando prestada la terminología de los orfebres, podríamos decir que la luz no es infinitamente maleable .Como el oro, una pequeña cantidad de luz puede diseminarse de modo uniforme sobre una gran área, pero a medida que se disemina llega un momento en que se vuelve grumosa. Incluso si fuese posible impedir que los átomos de oro tendieran a unirse, habría un punto más allá del cual no podrían ser subdivididos sin dejar de ser oro. Por lo tanto, el único modo de hacer aún más fina una hoja de oro del grueso de un átomo sería separar más y más sus átomos. Se llegaría a un punto en que ya no se puede hablar de una hoja contínua. Si cada átomo estuviese separado de sus vecinos varios centímetros, por ejemplo, podríamos pasar la mano a través de la ”hoja” sin tocar el oro. Del mismo modo existe una última partícula o ”átomo” de luz: el fotón. Cada destello de luz percibido por la rana es un fotón que incide en su retina (…) A partir de ahora denominaré ”fotones” a lo que causa las interferencias .Es lo que son. Así pues, ahora parece haber dos clases de fotones, a los que llamaré, temporalmente, fotones tangibles y fotones fantasmas.”
Mucho antes, Jorge Luís Borges escribió, en un prólogo, estar convencido de que “un hombre es todos los hombres”. Inútil agregar que no se refería sólo al género masculino, aunque probablemente tampoco al de las ranas... Entonces —retomando a Deutsch—no existiría diferencia intrínseca entre un fotón y otro, entre un hombre y otro…Lo que es tangible en un universo es sombra en todos los demás universos paralelos. Así, posiblemente, la rana ya haya atrapado al insecto al que mira con su naturaleza muerta a tajo abierto; mientras que en otro es sólo el surco luminoso de una serpiente.

Demian Schopf
Noviembre 2007

 






Still Life
Fotomontaje digital en impresión Lambda
120 cm. x 80 cm (medida max. tamaño variable)
2007

Primera Mención honrosa en el concurso de arte joven del MAVI, 2006 (museo de artes visuales de Santiago)

"Goce y sacrificio pueden apreciarse en la fotografía aquí presentada por Margarita Dittborn. Su formato, una Natura Morta, cual Caravaggio, Reni, Gentileschi, revitalizando la cuestión barroca para hacerla coincidir más que como expresión de algún lineamiento contemporáneo, con su particular concepción de lo visual, en donde la distinción entre artista y obra, fluctúa en un universo aparte.
Lo barroco en la artista aparece en la duplicación alegórica de los elementos dispuestos que Margarita ha tomado, exponiéndose, incluso ella misma como objeto en exhibición. Ésta es una particularidad en su obra, el desdoblamiento de lo fotografiado, en donde su mirada a veces recoge impresiones de un impredecible mundo miniatura, mientras en otras es ella la que actúa como foco de atención, atendiendo a un paisaje e imaginario caracterizado por lo fantástico, parodia perversa de las ilustraciones de cuentos e historietas infantiles.

Con expresividad barroca, el trabajo en cuestión revela la voluntad de la artista de apropiarse de significativos elementos en la historia del retrato para incluirlos en la matriz de la historia de su obra. La disposición de los objetos retratados, tradicionalmente captados en el orden aleatorio en que son hallados, según el género de la Naturaleza Muerta indica, subrayan el ansia de apropiación en que la artista se encuentra, reconociéndose ella misma como un graficado centro de mesa: La inmaculada cabeza, que se ofrece en gesto vivo, resta mucho del ajusticiado Holofernes o El Bautista, se asemeja en cambio a la vista de algún animal privilegiado en un festín de Cacciatori; los frutos alrededor de la bandeja, en la plenitud de su totalidad, compañeros del sabor y complemento de deseos; los espirituales lirios revelando la profundidad del éxtasis invocado; el perro dividido del cual sólo vemos sus partes postreras, acusando una falta que en cambio parece continuar en la gozosa testa aquiescente.

La obra posibilita entonces, varias lecturas en el desmenuzamiento de sus elementos de clara raíz alegórica contrareformista, subyaciendo un erotismo que delinea los trazos que separan –no oponen- a Margarita Dittborn de la religiosidad rigurosa del Barroco. Sin embargo, es ésta misma visualidad la que permite a la artista dar cuenta de la dualidad que rodea a su trabajo, en donde la aparente singularidad de los elementos da paso a un deseo informe que se apodera de ellos enlazándolos, obligando a la complicidad del espectador. El trabajo de la artista ha sido aquí hacernos participes de su juego paródico, una ilusión que desnuda un deseo cómplice, donde es ella quien provee de su puesta en escena, con la organicidad de un cuerpo-obra con satisfacción, esta vez si, religiosa."

Andrés Grillo C.







Still Life III
Fotomontaje digital en impresión Lambda
120 cm. x 80 cm (medida max. tamaño variable)
2007

Obra seleccionada para la muestra del Concurso de Arte joven de Valparaíso en Septiembre-Octubre de 2007.

El trabajo de Margarita está fuertemente viculado a la pintura y especificamente a la pintura barroca. No es coincidencia que el bodegón o naturaleza muerta sean temas recurrentes en su obra, la estrecha relación con el espacio doméstico y la cuidadosa elección de “ingredientes” se acomodan muy bien a su forma de fotografiar.
Fotografía como acción de rescate al bodegón en el arte, acción hecha desde una perspectiva contemporánea y por medio de nuevos lenguajes.
Rescate que trasciende el original; lo cuestiona, ironiza y transforma en una nueva versión; el bodegón contemporáneo. El resultado es una obra donde la composición responde a las características clásicas del bodegón barroco pero replantea con la inclusión de elementos contemporáneos. Estos enfrentan tanto lo perecible como lo no perecible, lo natural se vuelve también artificial y ambos estados conviven más como pares que como contrarios dentro de una misma dinámica. Flores plásticas junto a manzanas y peras, perlas artificiales frutos de una concha real, uvas y conejo de plástico, perro de carne y hueso. La lista se compone de elementos que conviven con la misma validez formando esta nueva instancia. Así también, los roles establecidos se ven afectados en esta nueva naturalidad donde la presa, el conejo artificial, se ve tranquilo ante un cazador que ha perdido el interés en él y parece no notar que aún guarda vida trás el plástico; posee nada menos que los propios ojos de la autora.

Diego Martinez, artista visual.
Noviembre, 2007










Santa Margarita de Antioquía
Fotomontaje Digital en impresión Lambda
120 cm x 80 cm (medida max. tamaño variable)
2007

"Qué largo y complejo suele ser el camino seguido por los santos entre la leyenda y la veracidad. La historia de Margarita, cuyo significado latino es el de perla, hunde sus raíces en la Antioquía de los siglos III y IV. Perteneciente a una importante familia pagana, fue bautizada y convertida al cristianismo por la nodriza encargada de su cuidado. Pasaron los años y un importante prefecto romano llamado Olibrio se interesó en la bella muchacha. Ella, siguiendo el guión típico de las mártires de los primeros siglos del cristianismo, no aceptó el amor del gobernador al no querer renunciar ni a su virginidad ni a su fe, lo que provocó su conducción a prisión, el martirio y finalmente la muerte. En la cárcel se le apareció Satán bajo la apariencia de un gran dragón, a quien ella vence gracias a la única arma que llevaba consigo: una sencilla y pequeña cruz. La devoción popular fascinada por los hechos maravillosos que rodeaban a todos los santos medievales consideró insuficiente la simbología del demonio y prefirió ver a la Santa devorada por el dragón. Gracias a la cruz Margarita pudo huir indemne al abrirle con ella el vientre. Episodio que por otra parte recordaba a ciertos relatos del Antiguo Testamento, caso de la liberación de Jonás del vientre de la ballena. Triste fue el final de la Santa, pues Olibrio se encargó de que Margarita sufriese martirio hasta la muerte mediante decapitación"

Juan Carlos Ruiz Souza

 

 








Santa Apolonia
Fotomontaje Digital en impresión Lambda
180cm x 120cm (medida max. tamaño variable)
2007

"Éste fotomontaje digital está fuertemente vinculado a lo pictórico, más específicamente, a la estética del cuadro barroco.

El eje temático de la obra se basa en la historia de Santa Apolonia, virgen que fue martirizada arrancándole los dientes en el siglo IV por mantener su fé cristiana, y en su iconografía (concretamente en el cuadro de Zurbarán, del mismo nombre). La artista escogió su relato, pues al no ser ampliamente difundido en la cultura popular chilena, vacía sus signos del sentido religioso, convirtiéndolos en significantes que enriquecen la escena en lo puramente estético. En ella, diversos elementos temáticos de la pintura barroca se dan cita: el paisaje evoca la representación rica en detalles de la pintura flamenca del siglo XXVII, de los paisajes en los que se sitúan las escenas de caza, donde en una misma imagen conviven el claroscuro y los cielos con nubes bien formadas , como las obras de Jan Fyt y Snyders. La manzana en el piso, donde se asoma un gusano, hace referencia a las naturalezas muertas de Caravaggio, quien evidenciaba la decadencia y transitoriedad de la vida, exponiendo la suciedad y la descomposición en la representación de los elementos naturales. La paradoja se genera en esta obra, pues se trata de una manzana plástica que no está no sujeta a los embates de la vida y la muerte. De modo similar, los pájaros, que están allí casi como espectadores, al igual que los animales “vivos” representados en las naturalezas muertas de Chardin; son copias que parecen llevar aún más lejos su voluntad mimética: plumas reales (aunque teñidas de un color artificial) esconden su materialidad real.

La tensión entre una estética proveniente de una temporalidad distante y su recreación (simulación) en un contexto actual, gracias a procedimientos tecnológicos digitales, posibilita y articula este trabajo."

Tomás Fernández Díaz

Historia de Santa Apolonia:

"Existen en la Historia nombres de personajes que dejaron la huella de una vida mártir en los cimientos de la Iglesia. La santa patrona de la Ciencia Odontológica, Santa Apolonia, es la que investigamos a través del tiempo y cánones literarios, encontrando un ejemplo de vida y sacrificio que la lleva a convertirse en mártir.
Ocurre pues, un acontecimiento en siglos del Imperio Romano, donde una mujer de Alejandría entrega su vida antes de renunciar a la fe Cristiana pero que golpeada en la cara, pierde sus dientes, y es allí donde ofrece su dolor por el de quienes alguna vez pudieran sentir algo similar, intercediendo gustosamente por estos desvalidos. Convirtiéndosele en la Patrona de los Odontólogos y enfermedades relacionadas con esta ciencia".
(Texto citado de internet).

 

 

EXPOSICIONES REALIZADAS:

2008, 29 de Mayo al 2 de Junio: ArteBa (Feria internacional de arte de Buenos Aires) Representada por Galería ANIMAL.

2008, 12 de Abril y Mayo: Muestra Colectiva ÉSTA NO/ES UNA EXPOSICIÓN DE GÉNERO, a cargo de la curadora Soledad Novoa en el Centro Cultural de España. Santiago de Chile.

2008, 24 al 27 de Abril: SP-Arte (Feria internacional de Arte de Sao Paulo) Representada por Galería Florencia Loewenthal.

2008, 31 de Marzo al 25 de Abril: Muestra dual con el artista José Benmayor, llamada PRODUCTO DE FÁBRICA en la Sala Blanca del Centro de Extensión de la Universidad Católica de Chile. Santiago de Chile.

2007, 14 de Diciembre a Marzo de 2008: Muestra SECCIÓN ACCESIBLE, exposición en conjunto con la artista Karen Pazan en la Galería del Mall Plaza Vespucio, sala perteneciente al Museo Nacional de Bellas Artes. Santiago de Chile.

2007, Noviembre-Diciembre: Obra llamada "La cena inventada entre San Roque de Montpellier y Santa Agueda de Sicilia" se expone en BAC (Festival de Arte Contemporáneo de Barcelona) en Galería La Santa.

2007, Julio: Muestra "LECCIÓN DE FE", exposición en conjunto con la artista Camila Pino Gay en Galería BECH, Santiago de Chile.

2007, Julio: Muestra colectiva CHILE CHICO, organizada por el colectivo NO MÁS CLAVOS, en la sala ANA MARÍA CORTÉZ, en Ex Pedagógico, Ñuñoa, Santiago de Chile. La muestra duró 2 horas.

2007,Mayo: Muestra colectiva "PREPARADOS, LISTOS, FUERA!", organizada por el colectivo NO MÁS CLAVOS, en el Centro Cultural de España, Providencia, Santiago de Chile. La muestra duró 2 horas.

2007,Mayo: Muestra colectiva "DUPLEX POWER", organizada por el colectivo NO MÁS CLAVOS, en una casa prticular en Bellavista, Santiago de Chile. La muestra duró 2 horas.

2007, Marzo: Muestra colectiva "SHOW ME THE BEST", organizada por el colectivo NO MÁS CLAVOS, en una casa particular en Ñuñoa, Santiago de Chile. La muestra duró una hora.


PREMIOS, MENCIONES O RECONOCIMIENTOS:

2007, Septiembre: Obra llamada "Santa Apolonia de Alejandría", preseleccionada para el Segundo Concurso de Arte Joven del Mavi (Museo de Artes Visuales, Santiago de Chile).

2007, Septiembre: Díptico fotográfico llamado "Still Life B" seleccionado en el Concurso de Arte Joven de Valparaíso.

2007, Agosto: Obra llamada "Sobre el cuadro de caza I", seleccionada en el segundo concurso de Arte Digital organizado por MATUCANA 100, Revista Paula y la Universidad del Desarrollo.

2007, Junio: Fotomontaje digital llamado "Still Life IV", seleccionado para la muestra del concurso "Artistas del siglo XXI";, del Centro de Extensión de la Universidad Católica de Chile.

2006, Noviembre, Diciembre: Fotomontaje digital llamado “Still Life”, Ganador de la primera mención honrosa en el concurso de Arte Joven del Museo de Artes Visuales, Santiago. Expuesto desde Noviembre del 2006 hasta Enero del 2007 en mismo museo.

2006, Octubre: Díptico fotográfico llamado “Alice in the país de las maravillas”, ganador de un segundo lugar en el concurso Nacional de Arte Joven de Valparaíso, expuesto durante Octubre en la sala “El Farol” de Valparaíso.

2002, Agosto: Fotografía Sin título seleccionada para la muestra del concurso “El Río y la Ciudad” en el MAC (Museo de Arte Contemporáneo, Santiago de Chile).

+ info en www.margaritadittborn.com

Volver | Obras